CASA EN LOS VALLES CALCHAQUIES (1852)

Ya vimos que el adobe es un material noble, que perdura a través del tiempo y es un exclente material de contrucción (http://gruporedecorate.blogspot.com/2011/01/casas-del-norte-argentino-adobe.html). Esta casa de Cafayate, está íntegramente construída en adobe -tiene casi la antigüedad del pueblo-, y su fachada se mantiene original, salvo algunos arreglos.
La casa tiene detalles, no es digna de fotografía de revistas, pero a diferencia de las construcciones modernas o recicladas, donde se pretende emular lo antiguo, esta casa es auténtica, original y se huele historia en sus paredes, pisos y patios. Lo mejor, es que no es un museo, allí vive gente, y en temporada, múchisima gente, se los aseguro. Para mí es una dicha ser invitada y vivirla porque tengo recuerdos entrañables de esa casa y de su gente.





Las aberturas son de madera pintada en verde. Se accede por una amplia puerta de doble hoja, hacia un recibidor de techos altísimos.
Esta es una de las características de la casa, techos de más de 3 metros de altura.


El pasillo de entrada termina en un arco de medio punto, donde una puerta de rejas negras lo separa de la galería que rodea el patio central.




Los techos de la galería son de tirantes de madera y vigas, con un entramado de cañas a la vista.



En el pasillo recibidor, hacia la izquierda a través de una puerta amplia se accede al comedor, con muebles y arte antiguo que son una reliquia. No pude fotografiarlo esta vez, y otras fotos que tengo son con gente incluída, pero les muestro algunos muebles y objetos de la casa contigua, con un recibidor similar y techos altos, que es de la misma época.







Ese salón se comunica con la habitación a través de puertas internas, y ésta con la siguiente, y así hasta la cocina, de modo tal que se puede circular por dentro sin tener que salir al patio en los fríos inviernos.
La distribución es la típica colonial, un patio central y habitaciones alrededor con una galería techada.





En el ala izquierda de la galería, se pueden observar las vigas y maderas originales del techo. Sobre ésta se coloca el entramado de cañas. Aquí se perdió, y decidieron dejarlo así pues queda muy bien.




Todas la habitaciones tienen pisos de ladrillo.

En la galería que se ve desde la calle, un juego de jardín de hierro con almohadones rayados en verde, naranja y blanco, le dan el toque de color y alegran el ambiente.




Anticipando el acceso a la cocina, se dispuso como objeto decorativo, la antigüa cocina a leña de la casa.






En la cocina un aparador con alzada y vitrina antiguo. Un sillón en L con almohadones confeccionados con aguayos coloridos.

La mesa con mantel de hule, muy chaucha y sillas de diferentes estilos y colores.






Cuelga una araña de hierro, desde una viga original de madera.






En el patio central el piso es de tierra, cubierto por la arenisca propia del lugar, y con caminos de ladrillo para circular.


No hay pérgolas con flores en Cafayate, para eso está la vid. Toda casa con fondo tiene una o dos variedades, ya sea para dar sombra, cosechar uvas, o simplemente porque es la tierra del vino torrontés y no falta uva moscatel en ninguna casa.




Se colgaron calabacines como objetos de decoración.









Además de las enredaderas, son infaltables los cactus del lugar, agrupados en macetas.





Los tinajones son típicos en la zona. Los que se ven en las fotos, originalmente se usaban para reservar el agua de lluvia, o la de pozo, utilizada en la casa para beber y cocinar. En las postas se los usaba para conservar el vino.
Hoy son objetos decorativos infaltables, acentuando la impronta del valle.



Se los ve por todo el pueblo, en veredas, en el Banco y oficinas públicas.


Finalmente el horno de barro, hito fundamental de la gastronomía norteña, que merece un post aparte. Infaltable en las casas donde se come bien. Sean humildes o no, el horno de barro se ve en casi todas las casas que tengan al menos un fondo libre con un rincón para guardar la leña. Se calienta el horno bien alto, con leña, y se cocina todo seguido o al mismo tiempo, primero el bollo (pan con chicarrón), las empanadas, el cabrito, asado, pizas, todo lo que se les ocurra que se pueda cocinar en un horno tradicional, aquí sale de maravillas.





Se estarán preguntando ¿dónde está la parrilla?. Bueno... ¿para qué tener parrilla si se tiene horno de barro? Igual, es tan fácil de improvisar que los asados se hacen sobre el piso, en una parrilla que se pone sobre una chapa donde va el cabón, y al día siguiente se esconde... porque es como una traición.

Fotos propias, prohibida su reproducción sin citar la fuente.


11 comentarios:

Sylvine dijo...

Fabiana,
excelente recopilación y sumamente interesante. A este paso vamos por la guía turística !!!
Los techos altos, las tinajas, los muebles antiguos, toda la historia vivida. Y el vino Cafayate Torrontés, era el preferido de mi marido.

IAMSNOWFLAKE dijo...

¡Qué linda casa! se ve tan acogedora con su zaguán, galería y pisos de ladrillo. El patio central me recordó a los de los primos y tíos de mis abuelos en el Uruguay. Me estaba preguntando cómo habían colgado la planta de zapallo de la parra ... cuando leí tu aclaración de que estaban colgados como adornos. Duhh! ¿Quién no quisiera tener una casa así, una cocina tan graaande?

Lailocha dijo...

Bellezas argentinas! Muy emocionante!
Gracias Fabiana! LL

Monica 53 dijo...

Hermosa nota Fabiana! Debe haber varias casas así en el Norte, ¿no?
De este año no pasa,tengo familia en Jujuy, mi tía ya está muy abuelita hace años que no la veo. Voy a aprovechar y conocer un poco, cuento con mi sobrina que es Lic. en Turismo, ya veremos que puedo traerles!!!! Cariños......

Fabiana dijo...

Gracias chicas, es una hermosa casa, lo que más me gusta es el patio.

dama de oro dijo...

1852 se imaginan esa casa se construyo antes de la Constitucion Nacional y sigue. Los calabacines son una rareza, la vid en los patios tambien era bastante comun en el Gran Buenos Aires y algunos barrios porteños tambien, herencia italiana supongo. Bellisimo en verano.Y el asado al horno de barro tuve el placer de probarlo en pleno campo en Cordoba, recomendable¡¡¡¡ Lastima que sea abstemia. ( gastritis, tampoco la pavada).

Fabiana dijo...

Sylvine, te juro que tengo para fotografiar la manzana entera, pero sólo estuve un fin de semana y las más grandes estaban cerradas. Pero más adelante voy a ver si les muestro un hotelito de mi primo.

Sylvine dijo...

que bueno!!!! no estamos limitados a las cuatro paredes del ambiente a decorar. En el 'Arte' [Arte con mayúscula] todo esta relacionado.

dama de oro dijo...

Volvi a entrar , esa reja es tan bonita.Y es como una vuelta al inicio porque realmente es una casachaucha real, no de copia. La misma impresion me dan ahora que se me dio por ver peliculas tanas de las decadas del 50-60. Son todas casas chauchas¡¡¡¡¡Mientras tanto la casa en que vivio mi bisabuela de muy chica en la epoca de Sarmiento , Thames entre Charcas y Paraguay, Palermo Viejo fue demolida hace un par de años.No saben que dolor¡¡¡¡

Fabiana dijo...

que pena!! las casas tan antigüas no deberían ser demolidas, pero esa zona es tan cara,que es casi imposible mantener una casa en pie.

Monica 53 dijo...

De verdad, qué pena, me acuerdo de haberme enterado. Me dolió porque Sarmiento y Belgrano son mis próceres favoritos!!!
Ja...Ja...Ja...! Lo volví a leer y parece que hablara de 2 calles, Además corren igual!!!
Ah! 2 cositas, mi primo vive acá cerca, en Garay y Boedo, por ahí adentro! Y todavía tiene la parra! y Dama, esas películas le encantaban a mi mamá, las de Sofía Loren y Marcelo Mastroiani eran su locura! Viste "Los girasoles de Rusia"? y una en que para que ella no vaya presa (no me acuerdo xq´) tenían un hijo cada 10 meses?
Son muy lindas!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...