SOLUCIONES PARA LAVARROPAS BAJO MESADA

Cada vez son más los departamentos que carecen de lavadero independiente, obligándonos a ubicar el lavarropas en la cocina. Para no resignar comodidad y espacio, se nos hace inevitable el lavarropas bajo mesada, que nos permite ganar superficie de apoyo.



El inconveniente surge cuando la mesada termina sobre el lavarropas, y no cuenta con una superficie de apoyo firme. El mueble bajo mesada termina en el mismo módulo de dos puertas bajo la bacha, que se apoya sobre una banquina de 10 cm.

Se quita la tapa del lavarropas, para que quede a la misma altura que la cocina. Hasta aquí, lo usual. Sin embargo, la mesada de granito necesita una superficie de apoyo, ya que no puede quedar en voladizo sobre el lavarropas.
Una ménsula o viga atravesando la pared, sería una buena solución, salvo en este caso que la pared es de 10 cm. y de ladrillo hueco. Tampoco contábamos con suficiente espacio entre el lavarropas y la heladera, por lo que la solución fue sostener la mesada con un lateral de mueble.




La tapa lateral del mueble se sostiene y afirma con el resto del bajo mesada con dos listones de madera maciza portantes, que atraviesan la parte superior del bajo mesada y el lavarropas.
Estas maderas a modo de vigas, nos obligaron a subir la altura de los muebles para que el lavarropas pueda deslizarse con facilidad en caso de necesitar reparaciones o para limpieza.



Para que la cocina quedara a nivel con la mesada, necesitaba ganar altura. No hay nada más desprolijo en una cocina "hecha a nuevo" que la mesada tenga desniveles, la cocina más baja o más alta. La solución fue ponerle "tacos altos" a la cocina.




De ninguna manera iba a aceptar que le pongan zuecos, aunque estén de moda (el carpintero adora los suplementos de madera). Así que gracias a un "pequeño error" del marmolero, me ligué unos zócalos sobrantes, que hice cortar en cuatro pequeños bloques, los pegamos al piso y así mi cocina ganó la altura justa que necesitaba.
Como el piso es negro y el granito igual, salvo que nos agachemos, casi ni se nota que mi cocina usa tacos.

9 comentarios:

IAMSNOWFLAKE dijo...

Muy útil el instructivo y la explicación de cómo resolver los inconvenientes que pueden presentarse. Creo que hasta es mejor que la cocina quede un poco más alta, es más fácil limpiar abajo y ¿no es más cómoda para cocinar y acceder al horno?

Fabiana dijo...

No es mucho lo que tuve que subir, sólo 2 cm (el ancho del granito), aún me quedaron 4 mm o menos por igualar, pero el remiendo iba a quedar más desprolijo que la diferencia. Diría mi marmolero "sos una clienta exigente, por no decir hincha p..."

dama de oro dijo...

Siii, pero la obsesion por el detalle te quita el peso a futuro de mirar "eso" y decir por que no lo hice cuando pude.

dama de oro dijo...

Esto nos lleva a filosofar que uno se arrepiente siempre de lo que no hace. Decorando filosoficamente. ja, ja.

Normabaires dijo...

Fabiana muy bien resuelto lo del lavarropas me gustó más que con ménsula de hierro, se ve más firme y si le agregás la idea que hoy dió vuelta de las mesas con ruedas, una super super cocina.

Decoracion real dijo...

Para lograr estos resultados es necesario estar atrás de cada detalle y atrás de la gente que lo está haciendo (como me imagino que hizo Fabiana). Saben cuánta gente conozco que llega el día que está todo terminado y le hicieron desastres??

Sylvine dijo...

sigo anotando todos los pequeños detalles y los consejos.
Fabiana, una preguntita, la cocina...es una cocina industrial???

Fabiana dijo...

es semi industrial. La compré hace muchos años al lado de Rodó de Av. Boedo. también por ML creo que están. Tiene ladrillo en el piso para pizza a la piedra. Y se calienta rapidísimo el horno. La limpieza es más complicada tal vez porque los quemadores y hornallas son de hierro fundido. En realidad quería una cocina de acero.

Sylvine dijo...

gracias Fabiana,
a mi hijo le encanta cocinar y me las habían recomendado pero no sabia si era una buena idea.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...